fbpx

¿Qué es un embudo de ventas?

Es posible que hayas escuchado el término ‘embudo de ventas’ antes y probablemente te estés preguntando qué es, o mejor aún, ¿qué hace? 

Un embudo de ventas es la forma más sistemática de generar confianza, construir una relación y alentar a las personas a querer tu marca antes de realizar una venta, y es increíblemente potente cuando se hace bien. 

 

Si te das una vuelta por internet es probable que encuentres una gran cantidad de embudos de ventas sin siquiera darte cuenta. 

Amazon por ejemplo, tiene quizás el embudo de ventas más grande y más efectivo del mundo. 

 

¿Has notado cómo los artículos de Amazon te siguen y te ofrecen «otros» artículos cuando miras uno en particular? 

 

Entonces, veamos, ¿qué es exactamente un embudo de ventas? ¿Cómo funciona? ¿Y cómo puedes aprovechar su poder para ti mismo?

 

Una vez que entiendas la ciencia detrás de esto, verás por qué es la forma más efectiva de generar ganancias y podrás convertir cualquier producto o servicio en un gran éxito. 

 

Entonces, ¿qué es un embudo de ventas?

Antes de continuar, quizás sea útil explicar exactamente qué es un embudo de ventas y para qué lo utilizarás. 

 

En esencia, un embudo de ventas se puede imaginar como un embudo para los clientes. Comienza con una amplia apertura para capturar la mayor cantidad posible de clientes potenciales y luego, gradualmente, reduce esos clientes solo a los clientes más interesados e interesados para poder venderles. 

 

Mientras tanto, construirás confianza, generarás compromiso y los prepararás para hacer una venta.

También puedes pensar en esto como una escalera, en la que cada peldaño lleva a tus clientes más cerca de la parte superior donde eventualmente tratarás de venderles. 

 

En la práctica, lo que esto significa es una serie de diferentes estrategias de marketing, cada una organizada de tal manera que se construyan más y más clientes potenciales para tu negocio. Por lo tanto, puedes comenzar con un anuncio simple o una publicación de blog.

 

Mi imagen

 

Luego puedes pasar a una lista de correo electrónico, luego a un “recurso gratuito”, luego a un seminario, luego a una venta de productos pequeños y luego a una venta grande.

 

Cada una de estas etapas de marketing es un peldaño nuevo en una escalera, y en cada peldaño tus prospectos están un poco más abajo en tu embudo. 

Y cada vez que un cliente hace clic en el siguiente enlace o te sigue al siguiente paso, es más probable que te compre algo. 

 

Como te mencioné, existe una buena posibilidad de que hayas encontrado diferentes embudos de ventas en tu viaje por la web: e incluso puedes haber comprado productos de otros a través de este método sin darte cuenta.

 

Es posible que hayas encontrado un blog y te hayas inscrito en la lista de correo, por ejemplo, y luego te hayan dicho que hagas clic en el enlace para ver un seminario gratuito. Y tal vez el seminario gratuito te hayan pedido que te inscribas en el próximo seminario que costaría un poco de dinero. 

 

Y puede que lo hayas encontrado en YouTube también. 

Ten en cuenta que reconducir a la gente a donde tú quieres no significa que tengas que estafar a la gente! 

Solo que necesitas pensar en tu estrategia de marketing en pasos y etapas y entender la psicología de la forma en que tratas a las personas. 

 

Entender las etapas de embudo

Digamos que estás parado en una esquina y alguien que no conoces o confías te ofrece un reloj por $1000 dólares. 

 

¿Qué le dirías? 

 

No sabes quién es esta persona, no te ha dado ninguna razón para confiar en ella y probablemente no querrás entregar dinero en efectivo. 

 

Es por eso que las empresas no hacen esto. En cambio, te dan volantes. 

Los volantes son cosas que puedes elegir para aceptar o desechar, pero de cualquier manera, no te cuestan nada y no sentirás que te presionen para que compres nada. Un ejemplo de volante sería un cupón de descuento para una siguiente compra.

 

Otros negocios hacen algo diferente: regalan «pruebas gratuitas o pequeñas muestras». Si pasas por Starbucks a menudo los encontrarás regalando muestras gratuitas de sus nuevas bebidas y pasteles para que los pruebes.

 

De nuevo, puedes alejarte fácilmente si no estás interesado y no sentirás que estás siendo asaltado. 

 

Sin embargo, si intentas venderle a la gente de inmediato en tu sitio web, entonces eres el equivalente a alguien que intenta vender relojes de mil dólares en la calle. 

 

Y si eso es lo único que estás ofreciendo y la única forma en que tus visitantes pueden interactuar contigo, entonces solo van a decir «no, gracias» y se irán, sin darte la oportunidad de ponerte en contacto con ellos nuevamente y no hay manera de que vuelvan ya. 

 

Como habrás adivinado, ¡esta es una mala estrategia! 

Trata de imaginarlo desde tu perspectiva: han escrito «consejos de ejercicio» en Google, han encontrado tu página esencialmente por accidente y ahora estás tratando de venderles tu programa de entrenamiento por $ 500. 

Las personas no toman decisiones sobre esa base a menos que estén cargadas de efectivo. 

 

Verán que estás intentando venderlos, te descartan como spam y luego se irán. 

 

La alternativa

Ahora imagínate la alternativa: la técnica del embudo de ventas – ¡el cortejo! 

 

Hacen lo mismo: escriben ‘consejos para hacer ejercicio’ y aterrizan en tu sitio donde obtienen una gran información de inmediato. Esa información es única, interesante y útil, pero en la parte inferior, le dices a la audiencia que si desean más consejos excelentes (tus ‘5 consejos más poderosos’), todo lo que tienen que hacer es ingresar sus datos para recibir su informe gratuito.

 

Mi imagen

 

Hay muy pocas razones para que no hagan esto: tú has demostrado que puedes proporcionar valor y que estás ofreciendo algo gratis. El único precio que pagan es permitirte contactarlos en el futuro, pero como señalarás, siempre pueden darse de baja si no desean saber nada más de ti. 

 

Reciben su informe gratuito y, una vez más, encuentran que es realmente bueno. Sin embargo, al mismo tiempo, ahora están recibiendo correos electrónicos de ti, correos electrónicos con líneas de asunto muy interesantes y atractivas. 

 

Las personas que hacen clic en esos correos electrónicos ahora muestran un muy buen compromiso y puedes ver que son el tipo de personas que podrían estar dispuestas a comprarte.

 

Esas personas recibirán un correo electrónico de forma automática que los invitará a una emocionante conferencia gratuita en la que podrán hablar en línea sobre el estado físico. 

 

Esta es una gran oportunidad, rara y, si les gusta lo que has hecho hasta ahora, definitivamente deberían participar. 

Terminan participando y lo hacen porque se han esforzado tanto para escucharte y han escuchado todo, ahora han hecho la transición completa a fan. ¡Ahora son tus Fans!

 

Ahora ya están interactuando contigo de manera importante y están haciendo todo lo posible para escuchar más de ti. Esto hace una gran diferencia porque en su propia mente les informarás que tú eres alguien de quien les interesa escuchar más. 

 

Los cinco toques

Espero que ahora entiendas cómo funciona un embudo de ventas y por qué es una herramienta tan importante para maximizar tus ventas. Sin embargo, al mismo tiempo, vale la pena señalar que los pasos en sí mismos no necesitan verse como yo te los he presentado.

 

Es posible que aún no tengas una lista de correo, es posible que no tengas un seminario, pero aún puedes crear un embudo.

Lo que es importante, es simplemente que tienes una serie de ‘pasos’ escalados y debes de seguir ese orden de valor, con cada uno de tus usuarios aumentando el compromiso y construyendo tu base de fans más día a día.

 

Entonces la pregunta ahora es:

¿cuántos pasos constituyen un ‘embudo’? Si bien esto varía de un caso a otro, la mejor respuesta es cinco. Eso es porque ya existe una investigación que nos dice que se necesitan cinco toques para venderle a cualquier persona. 

 

Esto significa que deben interactuar con tu negocio al menos cinco veces antes de intentar vender tu artículo de alto coste. 

 

Esto es suficiente para evitar que alguien ignore completamente tu marca, o que esté lo suficientemente familiarizado contigo como para poner su dinero y su confianza en tus productos.

 

Y esto hablando del primer embudo de contacto. Ahora esos leads que atravesaron el embudo ya «son tuyos» y lo mejor de todo, que muchos ya son hasta clientes 😅

 

Así que a partir de ahí irás creando nuevos embudos, post, contenido y ellos van a estar ahí listos para recibirlo.

 

Recuerda que en el fondo eres aquella persona que un día les cortejó

 

 

Feliz día!

Alex

2 comentarios en “¿Qué es un embudo de ventas?”

Deja un comentario