Antes de hablarte de poner tu Negocio en Facebook te voy a contar una pequeña historia.

Recuerdo un negocio que se dedicaba a hacer insonorizaciones en bares, discotecas, hoteles y centros comerciales. El negocio era estupendo, su dueño contaba con 10 empleados en nómina y unos cuantos trabajadores autónomos subcontratados.

Podía decirse que el negocio iba como la espuma, cada vez tenía más trabajo, más clientes, más reputación. Salía a trabajar por toda españa, en pocos años había estado en casi todas las capitales españolas. Su dueño, un chico joven con mucha ilusión por lo que hacía, trabajaba a diario codo con codo con sus empleados.

Tenía líneas de crédito en los bancos, le acompañaba el director a la puerta hablando para despedirse, le regalaban cestas navideñas. Tenía un trato muy favorable por todos los trabajadores del banco y todos sus empleados y clientes le admiraban.

Pero cómo muchos negocios españoles, cuando empezó la crisis inmobiliaria empezó a verse afectado. Primero sufrió varios impagos y tuvo que empezar a despedir a sus empleados por falta e liquidez.

La empresa dejó varias deudas en hacienda y en la seguridad social por usar ese dinero de los impuestos y seguros en pagar los finiquitos a sus trabajadores, el dueño muy humilde y sabiendo que hacía lo correcto prefirió asumir una deuda de alrededor de 6000€ con las arcas y no dejar a aquellos empleados sin dinero.

Su banco empezó a cerrarle puertas, empezaron a dejarle de saludar, de acompañarle, de hablarle prácticamente.

El empresario pasó muchos años trabajando él solo y a veces con un ayudante para poder estabilizarse y terminar de pagar esas deudas.

Durante ese recorrido de recuperación hubieron algunos golpes más por parte de impagos y clientes, pero él ya tenía cada vez la coraza más fuerte y cada vez afectaba un poco menos. Él se centraba en él mismo, en su trabajo y en la gente buena que le rodeaba.

Él sabía que estaba haciendo las cosas bien y que algún día todo cambiaría su favor.

Un día la fortuna llamó a su puerta en forma de bebé y él al saber que iba a ser padre hizo un cambio de chip en su cabeza y empezó a dedicarse en exclusiva al mundo online.

Esta historia que te acabo de contar es mi propia historia personal. A veces la vida te pone las cosas muy difíciles, pero siempre he sido de los que piensan que si la vida fuera fácil sería demasiado aburrida.

Otro día te contaré más cositas mías pero ahora vamos a lo que íbamos.

Cuando en tu negocio los gastos superan los ingresos ya no tienes negocio. De un día a otro el negocio perfecto desaparece y muchas veces es por culpa de terceros.

Esto es precisamente lo que tú estás arriesgando cuando optas por poner tu Negocio en Facebook.

Poner tu negocio en facebook = Azulismo

Lo que yo llamo «azulismo» viene del término feudalismo que era un sistema de la Edad Media donde el señor feudal permite a agricultores individuales trabajar su tierra, y a cambio toma la mayor parte de las ganancias generadas a partir de los cultivos.

El [azulismo] , en otras palabras, es cuando tu creas contenido de valor en facebook pero ese contenido en vez de pertenecerte a ti, pertenece a facebook. Cuanto más contenido gratis crees, más importante será facebook. Tu haces prácticamente todo el trabajo y Facebook se lleva el beneficio.

Una de las propiedades fundamentales del mundo digital actual es la distribución de contenido en muchas redes sociales y la recaudación del beneficio muy pocas veces en las manos del autor.

El Peligro del Azulismo

Muchos dueños de negocios usan a facebook como la solución para promocionar su negocio usando Internet ya que lo ven con las ventajas que es gratis y que es la Red Social por excelencia actualmente y los hace sentir que están haciendo algo “de moda” y así pueden llegar a más gente.

En Facebook como en cualquier otra red social tú creas relaciones con tu audiencia y eso es el pilar de todo negocio digital, pero hay que hacerlo con cabeza.

Esto puede ser muy arriesgado porque facebook  está cambiando constantemente, un día puede cambiar las opciones con las que te comunicas con tus seguidores y, además, si ellos determinan que tu página está incumpliendo algún término de sus servicios, simplemente la borran sin pedirte explicaciones (créeme que esto me ha pasado a mí mismo).

Facebook es una plataforma de cambio constante y mañana no sabremos qué cambios van a hacer o si va a continuar. La pelota siempre está en su campo.

Depender de Facebook para un negocio es como si fueses a coger un taxi y en vez de alzar la mano para llamar uno cuando pasase, te sentases en un banco de la acera de enfrente de la parada a esperar que un taxista amablemente bajase de su taxi y se acerca a ti a preguntarte si deseas ir a algún lado. Es caminar a ciegas por internet.

Y si de tu negocio de internet depende el bienestar de tu familia como es mi caso… no estamos haciendo muy buen negocio dependiendo así de él.

Sitios como MySpace o incluso el propio twitter que aunque todavía existen, ya no tienen la misma fuerza y no tienen la misma cantidad de tráfico que algún día tuvieron.

Tal vez facebook tiende a permanecer por mucho años más pero no nos queda otra cosa que suponer… adivinar… esperar.

Si estás poniendo tus esfuerzos en traer tus clientes a facebook y esperas que este “señor feudal” te siga tratando bien y dandote soporte, estas cayendo en azulismo y puedes llevarte una desagradable sorpresa por que este feudal no tiene idea quien eres y de hecho, no le importa lo más mínimo.

mi Negocio en Facebook

¿Entonces facebook es malo para negocios?

Obviamente que NO, facebook, Twitter, Google+, LinkedIn, y muchas otras redes sociales son herramientas indispensables para complementar tus esfuerzos de marketing online.

Tu objetivo en facebook es crear una comunidad para socializar y atraer tráfico hacia tu sitio web o blog y una vez allí tienes pocos segundos para capturar su atención y no provocarles “dolor cerebral” por sobre saturación de contenido.

El secreto está en invertir la mayoría de tu tiempo, energía y creatividad en construir activos (propiedades) que estén bajo tu control o dicho de otra forma, en invertir más contenido de valor y tiempo en tu web, usando solamente Facebook y cualquier otra red social para compartir ese contenido.

Los activos que debes tener y enfocarte son:

Un sitio web (bien diseñado) con su propio hosting y nombre de domino

Una reputación de ser un negocio o una persona que ofrece servicios y productos de alto valor

Esto es lo mismo que construir tu propio edificio en lugar de alquilarlo.

Tú gastas mucho esfuerzo en tu negocio día a día – no lo pongas en riesgo construyendo en terreno que no te pertenece.

Cómo obsequio y por si todavía no la conoces, te doy acceso gratuito durante 7 días a la mayor Plataforma de Marketing Digital del mercado, Builderall.

En Builderall podrás construir y crear todo lo que te de la gana, no tienes límites en cuanto a número de páginas y embudos.

>>PULSA AQUÍ Y ACCEDE DE FORMA GRATUITA A BUILDERALL<<

Ahora, la pregunta después de entender lo que es poner tu Negocio en Facebook es:

¿Tienes tu negocio en facebook o estás usando facebook para tu negocio?

Recuerda compartir esta información con algún colega, familiar, amigo o conocido que le pueda ser útil.

Gracias, Alex.