Pregúntale a cualquier empresario exitoso y te dirán que, cuanto más rápido puedas mover a un cliente potencial del lado de “prospecto” del libro mayor al lado de “comprador”, mayores serán tus márgenes de ganancia. 

 

Es por eso que se han invertido millones de dólares estudiando estrategias de marketing, métodos de integración de clientes, contactos de seguimiento y más. 

 

Como emprendedor digital, tienes a tu disposición las mismas herramientas poderosas que disfrutan las compañías más grandes, pero si no estás aprovechando al máximo las ventajas, estás dejando dinero en la mesa. 

 

¿La más poderosa de estas herramientas? Tu secuencia de seguimiento de correo electrónico.

 

Si bien el factor “saber, gustar y confiar” es importante cuando se trata de realizar ventas, también vale la pena recordar que es muy probable que los nuevos suscriptores tomen medidas. Incluso si acaban de conocerte, una secuencia de seguimiento bien diseñada puede rápidamente:

 

Establecerte como líder en tu mercado.

Aportar prueba de concepto

Solidificar ese elemento de “saber, gustar y confiar”.

Convertir los suscriptores en compradores.

La clave es crear una secuencia de email irresistible que conduzca naturalmente de un paso a otro, haciendo cada oferta en el camino, ya sea gratuita o pagada, una “obviedad” que tu lector nunca consideraría rechazar. De hecho, espera ansiosamente tu próximo correo electrónico (y el siguiente, y el siguiente) y llena felizmente su carrito virtual con tus últimos productos y servicios. 

 

Así que sí, abrir tus correos electrónicos es uno de los mayores obstáculos a los que te enfrentarás con tus esfuerzos de marketing digital: los correos electrónicos y todas las secuencias de seguimiento son como el oxígeno para el negocio, ¡solo es necesario si deseas vivir y sobrevivir!

 

Fue un poco vergonzoso, hace aproximadamente un mes estaba hablando con uno de mis clientes y me dijo que “el marketing por correo electrónico estaba muerto, que él era de la era digital, que él no leía correos electrónicos”, así que le pregunté de qué compañía de teléfonos móviles era y cómo le enviaban la factura, s lo hacían por chat, bot o correo electrónico. Miró hacia abajo, dijo: “correo electrónico”, se calló y no dijo ya nada más. 

 

TODAS las comunicaciones importantes todavía se realizan por correo electrónico, ¡eso NO va a cambiar, ni en la era digital, ni dentro de 20 años! 

 

Sin embargo, nuestras bandejas de entrada de correo electrónico están constantemente saturadas y llenas de mensajes que no queremos. Las promociones y el spam no son del tipo bueno, la mayoría de esos correos ni los hemos solicitado.

 

Tener una dirección de correo electrónico profesional es como si tuvieramos una puerta abierta por donde hay días que entra quien le da la gana, a veces es muy agobiante recibir tantos emails.

Estudios recientes afirman que el adulto promedio recibe 147 correos electrónicos por día, ¡me ALEGRA que yo no llegue ni a la cuarta parte pero la gran mayoría de internautas sí que reciben tal barbaridad de correos! – … sinceramente, ese número es probablemente mucho más alto para aquellos de nosotros en los negocios o que queremos serlo, porque siempre estamos optando por cosas, ¿verdad? 

 

No solo eso, sino que los sistemas de correo electrónico como Gmail ahora, por lo que piensan, filtran el correo entrante en grupos o carpetas para que los usuarios puedan ver rápidamente qué correos electrónicos son promocionales y cuáles (presumiblemente) quieren leer. 

 

Este tipo de filtrado automático puede hacer que sea muy difícil llamar la atención de tus suscriptores.

 

A pesar de que han pedido recibir sus correos electrónicos, la combinación de filtros, controles de spam excesivos y una bandeja de entrada desbordada significa que tu suscriptor no siempre verá tu correo electrónico. Y si lo hacen, no hay garantía de que lo abran. ¿Cómo te das cuenta? ¿Cómo te quedas fuera? Hay un par de cosas que debes hacer, ante todo, es entregar contenido valioso para que tus lectores busquen tus correos electrónicos.  Se consistente , como en el mismo día de la semana y hora, evita las palabras de spam y usa líneas de asunto interesantes. Con algunos consejos más y la ayuda que te prestaré ponemos las probabilidades a tu favor: 

 

  • Evita las palabras y frases con spam como “gratis” o “$$$” y los excesivos signos de exclamación
  • Utilizando un sistema de gestión de correo electrónico de buena reputación con buenas tasas de capacidad de entrega
  • Manteniéndolo corto. Las líneas de asunto ideales tienen menos de 60 caracteres.

Sin embargo, más allá de eso, debes crear titulares interesantes que tu lector simplemente no pueda resistir. 

 

Durante mi aventura por el email marketing he enviado más de 1000 al mes a través de mi propio sistema y he visto algunas cosas que funcionan como:

 

  • Hazte una pregunta (“¿Qué proveedor de correo electrónico me envió el mejor correo?”)
  • De todos los emails que he recibido hoy, ¿cuál es el que llevaba para mi el mejor asunto?
  • Déjalos colgando, esto significa que deben quedarse siempre con “la miel en la boca” como dicen aquí en Valencia. (“Este es mi mejor consejo para una mejor marca personal”)
  • Haz que sea sensible al tiempo (ejemplo: “Finaliza el jueves: 50% de descuento en todos mis cursos de redes sociales”)
  • Usa multimedia (“Cómo organizé mi oficina en una tarde, antes y después de las fotos en el interior!”)
  • Haz una lista (“3 formas de atraer a su primer cliente esta semana”)
  • Utiliza una llamada a la acción directa (“Regístrate hoy, Compra Ahora Mismo… etc”)

Crear excelentes líneas de asunto requiere práctica, y es una de las cosas que probaremos y ajustaremos constantemente. Necesitamos acostumbrarnos a crear líneas de asunto dignas de hacer clic. 

 

Este es un ejercicio para ti: Crear un archivo de deslizamiento. 

Un archivo de deslizamiento es simplemente una colección de contenido, en este caso, líneas de asunto de correo electrónico, que te inspirará de alguna manera. Los redactores y otros han usado esta técnica durante décadas para evitar el bloqueo del escritor y para crear mejores copias de ventas, llamadas a la acción y, sí, incluso líneas de asunto. 

 

Para crearlo basta con que cojas y abras un nuevo documento de excel o word y hagas algo tipo así como en la siguiente foto:

Entonces, mientras estás leyendo y navegando a través de tus correos electrónicos todos los días, no solo pulses directamente eliminar. A partir de ahora vas a tomar nota de los que te hacen detenerte y léelos: son la línea de asunto ganadora y merecen que los leas y les dediques unos minutos, ¡HAN CONSEGUIDO QUE TE DETENGAS! 

 

Y después de detenerte y leerlos…

 

¿Cuáles te han funcionado?

¿Cuáles te dan ganas de hacer clic en los enlaces de dentro del mensaje? 

¿Cuáles te hicieron pensar? 

 

Comienza una lista y acude a esa lista cuando escribas tus propios emails y lee esas líneas que anotaste de los otros, así te sentirás inspirado. 

 

Piensa en eso, no dejes de lado esta noticia…